Una reformulación del desarrollo rural

Una reformulación del desarrollo rural

El desarrollo rural- que constituye un elemento medular de los esfuerzos por reducir la pobreza, ya que tres partes de los pobres del mundo viven en zonas rurales-, enfrenta una pérdida de confianza, puesto que el financiamiento ha disminuido y tanto gobiernos como donantes se esfuerzan por reformular sus políticas.

Este documento trata la pregunta ¿Qué nuevo rumbo deben tomar las políticas en materia de desarrollo rural? Discute las tendencias rurales en demografía (disminución relativa); capital humano e infraestructura (en aumento); diversificación de los medios de vida (importancia empleo rural no agrícola); y agricultura (caída como fuente de trabajo y contribución a PIB).

En base a las preguntas: ¿Puede la agricultura ser el motor del crecimiento rural? ¿Pueden sobrevivir las explotaciones agrícolas pequeñas? ¿Puede la economía rural no agrícola compensar la reducida actividad agrícola? y ¿Las nuevas ideas sobre la pobreza desafían la política tradicional para el desarrollo rural? se reflexiona sobre la problemática del desarrollo rural y se propone un enfoque de la participación a la gestión, basado en factibilidad práctica.

Los autores proponen cuatro principios para una estrategia exitosa de desarrollo rural:

  • reconocer la gran diversidad de situaciones rurales
  • responder a cambios pasados y futuros en las zonas rurales
  • ser coherente con una reducción de la pobreza y una política de descentralización más generalizada
  • favorecer los sectores productivos en el desarrollo rural, como una estrategia para maximizar el crecimiento y reducir la pobreza.
Se concluye que la obtención del consenso post-Washington sobre el desarrollo rural ofrece una perspectiva bastante distinta de análisis y búsqueda de soluciones. Las nuevas ideas sugieren un menor énfasis en la primacía de un modelo de fincas pequeñas, mayor énfasis en la diversificación y diferenciación, así como una mayor participación estatal.

Áreas que ofrecen un renovado potencial para el desarrollo rural son: provisión de obras públicas para la agricultura; conversión de los subsidios al consumo en subsidios a la producción; impulso al sector no agrícola; promoción de la democratización en las zonas rurales; búsqueda de formas para apoyar a los pobres atrapados en zonas de conflicto; aplicación de una nueva forma de pensar sobre la reducción de la pobreza en las zonas rurales; y mejoramiento del acceso a mercados nacionales desarrollados.

Aún queda por verse si las nuevas políticas, reflejan estos principios, y si otras políticas en conjunto constituirán el argumento sólido necesario para dinamizar el desarrollo rural y revertir la disminución de los recursos al sector, existiendo algunos problemas bastante arraigados con los que deberá lidiar el desarrollo rural.

  1. How good is this research?

    Assessing the quality of research can be a tricky business. This blog from our editor offers some tools and tips.